Luis

“Yo he heredado un terreno en el que mis padres trabajaron como esclavos en la época donde habían pongos. Desde entonces vivo en ese terreno. Lamentablemente mis padres se separaron y mi padre se hizo de otra familia, tuvo dos hijos. Cuando mi padre murió, los otros hijos de mi padre vinieron a mí terreno a querer despojarme, a amedrentarme. Incluso una vez mandaron a una persona a insultarme y golpearme para sacarme de allí. Yo he presentado una denuncia ante las autoridades, ante el corregidor, les hice notificar pero no se han presentado. Tampoco las autoridades me han hecho mucho caso. He ido hasta a la policía, pero no han hecho nada. Me han dicho ´el sindicato tiene que arreglar eso´.

Porque soy adulto mayor ya no me hacen caso

Como yo trabajo como Testimonio de Luis Luis cuenta su historia de discriminación por ser adulto mayor Sebatián Ormachea agricultor pertenezco al Sindicato de Coripata, pero desde que tengo este problema, me he quejado al Sindicato pero tampoco me hacen caso. Parece que como soy mayor no me dan importancia, sólo entre los jóvenes se apoyan y a los viejitos ya no nos hacen caso, no nos dan la palabra, no nos hacen valer lo que decimos, por eso hasta ahora no puedo solucionar el problema de mi terreno.

Estoy viviendo abusado y discriminado, y nadie hace nada, parece que no hay ley para los de la tercera edad, nadie nos hace caso. Cuando era joven pensaba siempre en tener algo como una casita donde vivir para cuando sea viejito. De esa manera he hecho trabajar este terreno que me han dejado mis padres, construí mi casita con ayuda de la comunidad y con mucho esfuerzo. Pero ahora que soy mayor estoy enfermo, ya no tengo fuerzas, ya no puedo andar, alzar cosas pesadas ni usar herramientas; ya no es lo mismo.

Hasta comer es difícil porque todo me hace daño, ya no es como antes. Es difícil ser de la tercera edad, muy difícil. Los jóvenes ahora ya no respetan, ni las autoridades ni la policía porque cuando fui a la policía denunciar lo que me habían hecho, me han dicho ´voz para qué quieres casa, ya eres viejo` y yo les he dicho ´cuando me enferme ¿dónde voy a morir?´. No me han dado importancia; por eso no dan curso a mi denuncia”.

Tags for this page